Actualidad Meteorológica | Noticias

Impresionantes anomalías cálidas del Atlántico Norte y sus implicaciones para los huracanes “atrevidos”

Anuncios

Desde hace tiempo es noticia que el Mediterráneo tiene una temperatura mucho más elevada de lo habitual, sobre todo por lo pronto que llegaba a los 30º este verano. Algunos predictores ya han dado la noticia de que el Atlántico y Pacífico Norte tienen unas temperaturas muy superiores a lo habitual. Habría que buscar las conexiones de estas anomalías marítimas en el hemisferio norte y las olas de calor que hemos tenido.

Anuncios

Pero en este artículo me quiero centrar en algo que, si bien no es determinante, ni un pronóstico de que vaya a suceder algo anormal este otoño. Sí, es un factor que podría aumentar las probabilidades de que algún evento atmosférico pueda tener un mayor impacto.

Mapa de anomalías en la superficie marítima

Lo que te enseño es un mapa (más abajo) con las desviaciones de la temperatura en la superficie marítima. Los colores rojos representan zonas donde la temperatura es más elevada de lo habitual. Los azules, las zonas donde son más bajas de lo habitual. Puedes ver el fenómeno de LA NIÑA en el Pacífico, esos colores azules que salen desde las costas de América del sur hacia el interior de la cuenca oceánica. LA NIÑA nos acompañará durante el otoño y el invierno, según las previsiones.

Pero quiero que te fijes en la impresionante anomalía cálida (colores rojos) que hay en el Atlántico Norte en estos momentos.

Mapa anomalías térmicas superficie marítima
Climatereanalyzer.org

Ahora te voy a enseñar la temperatura que tenemos en estos momentos en latitudes donde tendrían que ser mucho menores.

Temperaturas en la superficie del Atlántico Norte

A una latitud aproximada comparable a las costas del norte de la Península, el agua del Atlántico tiene valores más propios de zonas tropicales en estos momentos. Según nos aproximamos a las Azores descienden a 25º y ya cerca de la Península hasta los 20/23º, salvo en el Mediterráneo, donde tenemos unos 28/29º en las zonas más cálidas.

Temperatura de la superficie Atlántico Norte
Windy.com & Copernicus

¿Por qué te enseño todo esto?

Pues por varios motivos que pueden influenciar la evolución del inicio del otoño meteorológico en el Atlántico Norte y, por extensión, en nuestro país.

Ciclones tropicales y sus acercamientos a Europa

Los ciclones tropicales se alimentan de la energía acumulada (calor) por la superficie oceánica, además de otros mecanismos. Pero digamos que necesitan la “gasolina” suficiente para crecer y mantener su energía. La temperatura de la superficie marítima para el desarrollo de un huracán debe ser superior a los 26º/27º. Aunque verás sistemas que se mantienen en temperaturas inferiores. Aquí es donde entran estas anomalías tan marcadas que se extienden desde las costas del este de los Estados Unidos hasta casi llegar a las Azores.

Antes de que se malinterprete el mensaje, o se quiera sacar un titular “jugoso”, quiero dejar claro lo siguiente: no estoy diciendo que vaya a llegar un huracán este otoño a España. 

Trayectorias de algunos huracanes

Algunos huracanes, sobre todo en la recta final de la temporada (1 junio a 30 de noviembre), trazan una trayectoria que les lleva en dirección a Europa. Te he dibujado una de las trayectorias de los sistemas que hemos visto otros años, no es la única, de hecho no la hay como tal, pero es un buen ejemplo de lo que intento transmitir. En toda esa trayectoria (flecha blanca), la superficie del mar en estos momentos registra valores entre 27/28º, suficientes para alimentar a un sistema tropical.

Temperaturas océano Atlántico y trayectorias huracanes
Windy.com & Copernicus

Hasta llegar casi a las Azores tendría “gasolina” para mantener su energía. A partir de ahí, se pierde rápidamente.

Una trayectoria muy hostil para los huracanes

El problema de la trayectoria simulada arriba, es que en esas latitudes tan altas (para un huracán), la circulación del frente polar rompería el frágil equilibrio de los huracanes. Sí, has leído bien. Un huracán, a pesar de su virulencia, necesita para su desarrollo una columna de aire en la que sus desarrollos verticales no se vean alterados por movimientos de vientos (cizalladura), que cortan su desarrollo. Son muy frágiles en este sentido.

En zonas tropicales, es más probable que se muevan por un ambiente más propicio para no romper su equilibrio de desarrollo vertical (poca cizalladura). Pero si se van por latitudes más altas, entra en terreno del frente polar, donde lo más probable es que sufra las consecuencias de la cizalladura o en 24 h sufra una transformación a ciclón extratropical (borrasca de toda la vida) y pierda sus características tropicales. Aunque podría arrastrar, o no, parte de su energía y humedad en su camino a Europa, ya como ciclón extratropical (borrasca) muy potente.

Una mayor energía disponible

Lo que quiero que entiendas es que tenemos una mayor energía disponible en un área muy extensa que, si se dan otros factores, el primero que se forme un huracán en esa zona, las probabilidades de que se acerque a Europa por algunas rutas son mayores por este exceso de energía que tiene en su trayectoria. De todas formas, como he dicho, cuando más alto de latitud, más difícil lo tendrá al entrar en terreno del frente polar lejos del clima tropical. Cierto es también que la temporada ha comenzado muy floja en el Atlántico, pero eso no implica que siga así en los próximos meses. Hemos tenido temporadas que han comenzado flojas, y han terminado muy activas.

Otras implicaciones para el otoño

Unas anomalías tan marcadas en el Atlántico Norte, tenemos que tenerlas en cuenta de cara a la evolución de las próximas semanas, como mínimo en el inicio del otoño meteorológico. Tenemos una energía acumulada tanto en el Mediterráneo como en amplias zonas del Atlántico Norte que va a interactuar tarde o temprano con las pulsaciones de aire frío de latitudes altas, cada vez más importantes según pasen las semanas.

Anuncios

No puedo hacerte un pronóstico de lo que va a suceder con detalle en estos momentos, pero es algo que tendré en cuenta para el pronóstico estacional del otoño. 

Lo que está claro es que tenemos ingredientes para “cocinar” eventos atmosféricos muy llamativos en el hemisferio norte en los próximos meses.

Un exceso de energía acumulado y el Ártico cada vez con mayor concentración de aire frío. Los eventos atmosféricos en nuestras latitudes se nutren del contraste de masas cálidas y frías. A mayor contraste, mayor energía emplea la atmósfera para buscar el equilibrio.

El caso es saber en qué coordenadas geográficas se pueden registrar los eventos más importantes en caso de suceder.

Para terminar, por si acaso, lo vuelvo a recalcar: no, no estoy diciendo que este otoño un huracán apocalíptico vaya a llegar a España.

Lo que hemos analizado en este artículo, es la energía acumulada en exceso en unas latitudes que pueden ser, o no, trayectorias de huracanes o restos de huracanes este otoño. En los últimos años, hemos visto a estos ciclones tropicales muy cerca de nuestro país. Digamos que en algunas rutas tienen más “gasolina” disponible, en algunos casos en latitudes mucho más altas de lo habitual.

Tranquilidad también en Canarias

Soy consciente que en la sangre de algunas personas de Canarias, está grabado el temor a los ciclones tropicales debido a eventos sufridos en el pasado. Para la tranquilidad de estas personas, decir que las anomalías analizadas no alcanzan las islas. Es más, tenemos una “barrera natural” con anomalías frías que corta el camino de las cálidas.

Mapa de anomalías térmicas oceánicas

Anomalías térmicas mar
Climatereanalyzer

Temperatura actual

Temperaturas mar
Windy.com

En resumen

En este análisis he querido llamar la atención sobre las implicaciones que podrían tener las marcadas anomalías cálidas del Atlántico en la evolución de posibles ciclones tropicales que intenten acercarse a Europa.

Tenemos una mayor energía acumulada que dispara las temperaturas a valores compatibles con huracanes en latitudes más altas de lo habitual, pero con las masas del frente polar, poniendo freno a sus posibles acercamientos si lo hacen por encima de las Azores. En este punto tendremos que atender a la posible transformación o transición extratropical que de vida a borrascas muy profundas, camino de Europa. Las anomalías cálidas tan marcadas no llegan a la Península ni a Canarias.

Sí, tenemos que prestar atención a las anomalías del Mediterráneo, que pueden potenciar eventos adversos más virulentos (lluvias torrenciales, medicanes) por tener más “gasolina” disponible.

También debemos prestar atención a las implicaciones de dichas anomalías cálidas (las del Atlántico) en la evolución de las masas de aire en la atmósfera en el inicio del otoño.

Son muchas preguntas, la mayoría sin respuesta fiable. Si me acompañas, lo iremos viendo pasito a pasito en las próximas semanas y meses.

Abrazos.


 ¿Quieres aprender a hacer análisis como este?

Si deseas aprender más sobre meteorología, puedes hacerlo en nuestros cursos amenos y didácticos de Iberomet.

✅​ Sí, quiero aprender más sobre meteorología



Si te gusta Meteovigo valora nuestro trabajo dejando una reseña en Google: ->> Valorar Meteovigo

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez divulgador y predictor meteorológico apasionado y autodidacta para aprender cosas nuevas todos los días, como programación para crear mapas de modelos meteorológicos. Docente del Curso de Meteorología y Modelos Numéricos donde ha formado a más de 200 personas. Una vida entera dedicada con pasión a la meteorología desde niño, cuando con tan solo 4 años el ciclón Hortensia destrozó la vivienda familiar. Fundador de Meteovigo en 2009 y cofundador de iberomet.com, consultoría meteorológica. "Sé mucho de pocas cosas y nada de muchas". Más información sobre el autor: Rubén Vázquez

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba