Actualidad Meteorológica | Noticias

Esto es lo que nunca debes hacer durante una tormenta eléctrica

Repasamos algunas recomendaciones a tener en cuenta en caso de vernos sorprendidos por una tormenta. El más importante de todos es el sentido común.

Anuncios

Durante una tormenta eléctrica, hay varias precauciones importantes que se deben tomar para mantenerse seguro. En este artículo vamos a repasar una lista de recomendaciones.

Anuncios

Después de una primavera muy seca y con temperaturas muy superiores a lo habitual en varias fases, la Madre Naturaleza ha decidido que el agua tiene que llegar a nuestro país de la mano de las tormentas.

Es uno de los fenómenos atmosféricos más admirado y temido al mismo tiempo. No en vano, las tormentas son las madres de los huracanes y los tornados, con una capacidad de desplegar energía impresionante. 

Pero no toda la población es consciente del peligro potencial de una tormenta. Que sí, que las probabilidades de que te caiga un rayo encima son muy bajas, pero existen. Las probabilidades pueden aumentar mucho si no tomas las medidas básicas de precaución ante este fenómeno atmosférico. Puedes multiplicar el riesgo si haces alguna de estas cosas que pasamos a repasar a continuación. Algunas suenan obvias, pero te puede sorprender de la cantidad de personas que no le hacen caso.

No te quedes en el exterior

Busca refugio en un edificio seguro tan pronto como sea posible. Evita permanecer al aire libre durante una tormenta eléctrica, ya que puedes convertirte en un objetivo para los rayos.

No te refugies bajo un árbol

Los árboles atraen los rayos y pueden ser extremadamente peligrosos durante una tormenta eléctrica. No busques refugio debajo de un árbol, pues aumenta el riesgo de ser alcanzado por un rayo o de que caiga una rama debido a los vientos fuertes.

Si no puedes refugiarte

No te coloques en áreas elevadas como colinas, cimas de montañas o cimas de edificios durante una tormenta eléctrica. Estos lugares aumentan tu exposición a los rayos y pueden ser extremadamente peligrosos. Si no puedes encontrar refugio, nunca te acuestes en el suelo. Ponte en cuclillas, en forma de bola, con la cabeza baja y cubriéndote las orejas con las manos. La idea es ser lo más bajo posible, haciendo el menor contacto con la superficie, aprovechando además el aislante de la suela de goma de los zapatos. En la medida de lo posible, intenta situarte sobre la superficie más seca disponible, alejándote de los charcos.

Aléjate de estructuras metálicas

Evita refugiarte en estructuras metálicas. Mantente alejado de objetos metálicos grandes, como vallas metálicas, postes, equipos de construcción o estructuras similares. Estos objetos pueden atraer los rayos y aumentar tu riesgo de ser alcanzado.

No te acerques al agua

El agua es un buen conductor de electricidad, por lo que estar cerca de ella aumenta el riesgo de electrocución. Mantente alejado de piscinas, lagos, ríos, mar o cualquier cuerpo de agua durante una tormenta eléctrica. Durante una tormenta eléctrica, evita tomar una ducha o baño. Si hay un rayo cercano, podrías estar en riesgo de electrocución. Del mismo modo, evitar fregar los platos o estar en contacto con el agua corriente.

No uses dispositivos electrónicos conectados a la corriente

Durante una tormenta eléctrica, evita usar dispositivos electrónicos conectados a la toma de corriente. Los rayos pueden provocar sobretensiones en la red eléctrica y dañar tus dispositivos o, incluso, causar descargas eléctricas sobre tu cuerpo.

Evita el uso de teléfonos fijos

Durante una tormenta eléctrica, evita utilizar teléfonos fijos con cable, ya que las descargas eléctricas pueden viajar a través de las líneas telefónicas y causar lesiones.

Anuncios

No te acerques a cables caídos

Si ves cables eléctricos caídos en el suelo, mantente alejado y avisa a las autoridades correspondientes de inmediato (112). Los cables pueden estar activos y representar un peligro de electrocución, aunque aparentemente no veas peligro.

Cierra puertas y ventanas

Evita corrientes de aire dentro de casa cerrando puertas y ventanas, ya que aumentan las probabilidades de que un rayo afecte al interior del edificio.

Espera a que pase para evaluar daños

Si la tormenta ha provocado daños materiales que no implican un riesgo inminente para la seguridad de las personas, evita salir o acercarte a evaluar los daños hasta que la tormenta haya cesado por completo. Avisa al 112. 

Evita cruzar zonas inundadas

Debido a nuestra compleja orografía, las riadas, pueden aumentar su fuerza en pocos minutos cuando las tormentas descargan con fuerza sobre laderas de montañas o pendientes. Puede que una carretera esté comenzando a estar inundada y parezca sencillo cruzarla, pero en pocos segundos el caudal de agua puede aumentar, arrastrando tu vehículo como si fuera de papel. 

El coche, zona más segura

Una vez que te encuentres en el exterior con tu vehículo en una zona alta sin riesgo de inundación, el coche es un lugar mucho más seguro que el exterior siempre y cuando tengas las ventanas cerradas. De hecho, el coche es una de las zonas más seguras ante una tormenta. 

Recuerda, durante una tormenta eléctrica, tu seguridad personal es lo más importante. Siempre es mejor tomar precauciones y buscar refugio en un lugar seguro hasta que la tormenta haya pasado.

El sentido común es uno de los mejores aliados en caso de vernos sorprendidos por una tormenta.

En caso de que necesites ayuda urgente, llama al 112. Recuerda que hay personas preparadas para ayudarte y darte indicaciones en caso de problemas al otro lado. 

Un abrazo. 


 ¿Quieres aprender a hacer análisis como este?

Si deseas aprender más sobre meteorología, puedes hacerlo en nuestros cursos amenos y didácticos de Iberomet.

✅​ Sí, quiero aprender más sobre meteorología



Si te gusta Meteovigo valora nuestro trabajo dejando una reseña en Google: ->> Valorar Meteovigo

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez divulgador y predictor meteorológico apasionado y autodidacta para aprender cosas nuevas todos los días, como programación para crear mapas de modelos meteorológicos. Docente del Curso de Meteorología y Modelos Numéricos donde ha formado a más de 200 personas. Una vida entera dedicada con pasión a la meteorología desde niño, cuando con tan solo 4 años el ciclón Hortensia destrozó la vivienda familiar. Fundador de Meteovigo en 2009 y cofundador de iberomet.com, consultoría meteorológica. "Sé mucho de pocas cosas y nada de muchas". Más información sobre el autor: Rubén Vázquez

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba