Artículos

El huracán María y la evolución de la atmósfera en España

La evolución de la atmósfera podría estar condicionada por la incorporación de María a la circulación general a inicios Octubre

{enlaces-3-centro}Que lo que ocurre en un lado del planeta tiene consecuencias en zonas muy alejadas ya es conocido por muchos. La atmósfera tiene un constante movimiento que desplaza masas de aire a diferentes temperaturas en busca de compensaciones para alcanzar un equilibrio. Como la diferencia térmica siempre va a estar presente por la diferente incidencia del sol en zonas polares y ecuatoriales, estos desplazamientos siempre se van a producir dando lugar a los vientos. 

Dentro de estos vientos tenemos los alisios que las altas presiones subtropicales -como nuestro conocido anticiclón de Azores- desplazan por aguas del Atlántico norte. 

Las altas presiones mueven vientos que van desde las costas de África a América, por el giro en el sentido horario que tenemos en estos sistemas en nuestro hemisferio. Los huracanes y en general los sistemas tropicales se mueven rodeando las altas presiones más o menos en la dirección que vemos en las flechas blancas.

Dependiendo de la extensión y posición de los centros anticiclónicos, un huracán puede girar más al norte o más al sur en su camino a las Américas. En muchas ocasiones cuando los huracanes comienzan a bordear el flanco Oeste de las altas presiones y suben de latitud, se encuentran con la circulación general de Oestes que dirige y gestiona el famoso chorro polar o Jet Stream. Flechas azules. 

Cuando un sistema tropical con aire cálido y húmedo sale de aguas tropicales pueden debilitarse hasta desaparecer o interactuar con el flujo polar, dando lugar a amplificaciones de las ondas planetarias que favorecen la gestación de poderosos ciclones extratropicales. El propio ciclón puede sufrir una transición extratropical convirtiéndose en un peligroso ciclón de latitudes medias con algunas características de su antecesor tropical. 

¿Dónde queda María en todo esto?

{enlaces-3-izquierda}El modelo GFS hace unos días nos mostró un escenario en el que María al incorporarse a la circulación de Oestes y sufrir la transformación extratropical, llegaba al Oeste de Europa como un poderoso ciclón extratropical que provocaría un deterioro de las condiciones en buena parte de la fachada Atlántica continental, incluido el norte de España. 

En estos momentos el modelo ECMWF también nos muestra un posible escenario en el que los restos de María después de su largo viaje interacciona con la circulación de Oestes, arrastrando fuerte inestabilidad al Oeste de Europa en lo que puede ser un punto de inflexión en la dinámica atmosférica. 

Lógicamente todos estos escenarios tan solo podemos enfocarlos como una posibilidad de muchas y debemos esperar para primero confirmar que María se sube al “tren” del Jet Stream, y segundo ver la extensión de las altas presiones y la posibilidad de que permitan que los sistemas ciclónicos alcancen nuestras latitudes. 

ecmwf

Vemos tres centros de bajas presiones encima del A de Azores. El que está debajo son los restos de María que se unirían a la circulación de los otros dos ciclones aportando gran cantidad de energía desde zonas tropicales. Esta interacción puede dar un “empujón” a la dinámica ciclónica de inicios del mes de Octubre y veremos si abrir las puertas del Atlántico para traernos las ansiadas lluvias

¿Va a llegar María a Europa?

{DISPLAY1_RECTANGULO GRANDE_336x280-IZQUIERDA}Importante no entender en la lectura de este artículo que el huracán María va a llegar a España o cosas parecidas. Lo que describimos son escenarios normales de sistemas tropicales incorporándose a la circulación extratropical, que de hecho han dejado ciclones históricos como el Hortensia de 1984, restos de un huracán que se intensificaron convertido en un ciclón extratropical antes de impactar en Galicia. La energía que aportan al llegar de zonas tropicales suelen provocar importantes interacciones con consecuencias sobre Europa.  

Es posible que los restos de María ni se acerquen a España pero es una posibilidad que su incorporación a la circulación general tenga consecuencias sobre nuestra atmósfera. El modelo ECMWF nos muestra como la incorporación de los restos de María y su unión a las bajas extratropicales, ayuda a que las lluvias lleguen con ganas al noroeste.

Animación ECMWF

Dependiendo del encaje de las piezas, momentos en los que se produzca la posible interacción es posible que los restos de María no tengan nada que decir incluso desaparecer absorbida, o por el contrario llegar en el momento adecuado para una interacción con consecuencias importantes. 

{module FACEBOOK + ANUNCIO}

No te pierdas nuestros artículos y síguenos en Google Newsboton



Si te gusta Meteovigo valora nuestro trabajo dejando una reseña en Google: ->> Valorar Meteovigo

Publicidad

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez divulgador y predictor meteorológico apasionado y autodidacta para aprender cosas nuevas todos los días, como programación para crear mapas de modelos meteorológicos. Docente del Curso de Meteorología y Modelos Numéricos donde ha formado a más de 200 personas. Una vida entera dedicada con pasión a la meteorología desde niño, cuando con tan solo 4 años el ciclón Hortensia destrozó la vivienda familiar. Fundador de Meteovigo en 2009 y cofundador de iberomet.com, consultoría meteorológica. "Sé mucho de pocas cosas y nada de muchas". Más información sobre el autor: Rubén Vázquez

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba