La Pequeña Edad de Hielo en España

¿Quién dio nombre a la Pequeña Edad de Hielo y qué sabemos de ella?

Anuncios

Publicaciones del trabajo de historiadores sobre la Pequeña Edad de Hielo
En esta nueva categoría de Meteovigo quiero dar voz al arduo trabajo de historiadores que nos muestran como se comportaba el clima en siglos pasados y, en concreto, durante el periodo conocido como la Pequeña Edad de Hielo.

En esta primera publicación mostramos un resumen de lo que fue la Pequeña Edad de Hielo y de dónde viene su nombre gracias al trabajo de Armando Alberola:

Anuncios

Armando Alberola en el libro Los Cambios Climáticos La Pequeña Edad de Hielo en España (Cátedra).

Fue el glacialólogo francés François Matthes quien, en 1939, empleó por primera vez el término Pequeña Edad de Hielo para aludir al periodo de tiempo posterior al momento más cálido del Holoceno, en el que se produjo un moderado avance de los glaciares (Matthes, 1939).

Estableció su duración entre 1350 y 1880, dentro de una secuencia temporal mucho más amplia en la que la sucesión de periodos fríos y cálidos de corta duración se remontaba un milenio atrás. No obstante, no hay coincidencia plena entre los expertos en lo tocante al inicio y fin de la PEH ni en los fenómenos climáticos vinculados a ella, pues encontramos importantes desfases temporales dependiendo de las zonas afectadas.

Previamente, y como se acaba de indicar, entre el siglo VIII y comienzos del XIV las latitudes más septentrionales del hemisferio norte conocieron el denominado Pequeño Óptimo Climático o Periodo Cálido Medieval caracterizado por una suavización de las temperaturas, con el consiguiente desplazamiento hacia el norte del casquete glacial ártico y un retroceso de los glaciales alpinos.  

Los expertos fijan su apogeo en  torno al año 1100, y el disfrute de estas favorables condiciones propició, entre otras cosas, la navegación por el Atlántico septentrional de los vikingos u «hombres del Norte», su asentamiento en Islandia, la colonización de Groenlandia y la expansión del cultivo de la vid hasta latitudes no habituales, como el sur de Inglaterra (Grove, 1988).

A comienzos del siglo XIV el clima comenzó a experimentar un nuevo enfriamiento progresivo que pondría fin a la calidez medieval e inauguraría la Pequeña Edad de Hielo (PEH), periodo que se prolongó durante más de cinco siglos y que estuvo caracterizado por una gran variabilidadirregularidad y extremismo que las gentes de la época notaron por el empeoramiento relativo de las condiciones climáticas, con descenso de las temperaturas e incremento de las precipitaciones.

Anuncios

La PEH, por tanto, no tiene un desarrollo lineal y está marcada por fases o pulsaciones en las que el empeoramiento fue notable por ello, más que hablar de una situación «homogénea de cambio climático debemos referirnos a una gran variabilidad en las  temperaturas, con las consabidas e irregulares oscilaciones climáticas, y de no menores diferencias regionales.

Brian Fagan, eficaz divulgador de esta temática, resume que la PEH vista en su conjunto fue una época de «cambios climáticos imprevisibles y de tormentas cada vez más frecuentes» cuyo alcance adquirió una dimensión «global», ya que afectó a buena parte del planeta, fundamentalmente Europa, América del Norte y China (Fagan, 2008).

Pero algo en lo dos los expertos coinciden es en su irregularidad y en el hecho de que, aunque el frío que se padeció no es equiparable al de la última glaciación, fueron muy abundantes los prolongados y muy severos episodios invernales seguidos de primaveras cortas y húmedas. Pfister insiste en el carácter extremado de los inviernos; no obstante también destaca que los veranos fueron frescos y algunos, incluso, calurosos.


En próximas publicaciones veremos fragmentos de eventos y comportamientos atmosféricos erráticos de la PEH y como lo documentaron las gentes de la época.


 ¿Quieres aprender a hacer análisis como este?

Si deseas aprender más sobre meteorología, puedes hacerlo en nuestros cursos amenos y didácticos de Iberomet.

✅​ Sí, quiero aprender más sobre meteorología



Si te gusta Meteovigo valora nuestro trabajo dejando una reseña en Google: ->> Valorar Meteovigo

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez divulgador y predictor meteorológico apasionado y autodidacta para aprender cosas nuevas todos los días, como programación para crear mapas de modelos meteorológicos. Docente del Curso de Meteorología y Modelos Numéricos donde ha formado a más de 200 personas. Una vida entera dedicada con pasión a la meteorología desde niño, cuando con tan solo 4 años el ciclón Hortensia destrozó la vivienda familiar. Fundador de Meteovigo en 2009 y cofundador de iberomet.com, consultoría meteorológica. "Sé mucho de pocas cosas y nada de muchas". Más información sobre el autor: Rubén Vázquez
Botón volver arriba