Actualidad Meteorológica | Noticias

¿Cómo será el invierno de 2023/24 en España? Pronóstico estacional de Meteovigo

La clave del invierno estará en los bloqueos en latitudes altas y en posibles calentamientos súbitos estratosféricos.

Anuncios

Aviso Actualización del seguimiento (Martes 9 de enero de 2024). Pulsa aquí para acceder directamente.

Anuncios

Hoy es viernes 1 de diciembre del año 2023. Damos comienzo oficialmente al invierno meteorológico en el hemisferio norte. Como cada año, desde hace más de una década, publicamos nuestro pronóstico estacional para el invierno en España. Han sido muchos pronósticos en estos más de 10 años, con aciertos y errores, en los que hemos intentado pronosticar lo que la Madre Naturaleza nos va a ofrecer en nuestro país durante la temporada invernal.

¿Cómo comenzamos el invierno de 2023/24?

Antes de nada recordar como siempre la complejidad de los pronósticos estacionales. Si los modelos meteorológicos no son capaces de ofrecer pronósticos fiables en plazos superiores a una semana, o incluso menos, salvo en algunas capas de la atmósfera como la estratosfera o a nivel oceánico, comprenderás que a tres meses vista la cosa se complica mucho. Dicho esto, debo reconocer que los modelos están mejorando mucho en los pronósticos a largo plazo. 

Para hacer un pronóstico estacional tienes que analizar las piezas a gran escala. Tenemos que detectar anomalías persistentes o muy recurrentes que puedan forzar la circulación atmosférica. En los años que llevo haciendo pronósticos estacionales, tengo que reconocer que para mí la clave está en lo que me gusta llamar intuición o el “sexto sentido meteorológico”. En situaciones atmosféricas complejas, como el pronóstico de tormentas o evoluciones a largo plazo, la intuición o experiencia, llámalo como quieras, juega un papel fundamental. 

Te puedo asegurar que si solo te basas en pronósticos de modelos que trabajan a largo plazo, tienes que prepararte para ver bandazos y cambios que hacen difícil sacar una conclusión.

Anomalías a nivel oceánico

Si analizamos las anomalías a nivel oceánico detectaremos el desarrollo del fenómeno de El Niño en el Pacífico, un fenómeno que como he dicho muchas veces, no tiene un impacto directo sobre nuestro país, pero sí indirecto, después de cruzarse con otras señales. La combinación de este fenómeno en el Pacífico con otras señales, como las anomalías sobre el Atlántico Norte, o la NAO,  tiene consecuencias distintas para nuestro país. No es tan sencillo como decir que cuando tenemos el fenómeno del El Niño llueve más o menos en nuestro país. Esto es aplicable a zonas directamente más conectadas al evento, pero no sobre nuestra posición geográfica.

Anomalías a nivel oceánico
ClimateReanalycer

Lo que estamos detectando en zonas cercanas a nuestro país, son anomalías térmicas positivas de la superficie oceánica, sobre todo desde el suroeste de la península hacia aguas tropicales/subtropicales. En líneas generales tenemos la superficie oceánica que nos rodea con mayor energía acumulada de lo habitual. Esto tiene implicaciones a la hora de dar a la columna atmosférica una mayor capacidad de evaporación y contener humedad. Los sistemas ciclónicos tienen más energía para alimentarse y, sobre todo, potenciar sus precipitaciones. 

Extensión del hielo marino en el Ártico y nieve en el Hemisferio Norte

Conforme nos acercamos al invierno y la radiación solar disminuye en el hemisferio norte, la temperatura desciende, favoreciendo la extensión del hielo marino sobre el Ártico y la nieve sobre amplias regiones continentales del hemisferio norte. Podemos ver estas extensiones como los congeladores o refrigeradores de la Madre Naturaleza.

Esta extensión de nieve en el hemisferio norte y de hielo marino, tienen implicaciones en la circulación atmosférica gran escala. Pero al igual que sucede con el fenómeno de El Niño o La Niña, interactúa con otros factores, complicando la extracción de un pronóstico fijo basándonos en esta observación. Soy consciente de que algunas personas quieren respuestas más sencillas y claras, pero amigo o amiga, con la apasionante y desafiante ciencia inexacta que es la meteorología te has encontrado. 

Extensión de nieve en el hemisferio norte

La imagen que te voy a mostrar dibuja la extensión de nieve a fecha 28 de noviembre de 2023 en el hemisferio norte. La gráfica en tonos azulados que parece una carretera, nos muestra la evolución observada durante décadas en el hemisferio norte. Los puntitos rojos muestran la evolución de la temporada actual. Puedes ver como la extensión de nieve en el hemisferio norte está ligeramente por encima de los registros habituales observados entre el año 1982 y 2012.

Gráfica de extensión de nieve en el hemisferio norte, 28 de noviembre de 2023

De esta gráfica podemos extraer la conclusión de que estamos comenzando el invierno meteorológico con una mayor extensión de nieve de lo habitual en el hemisferio norte. Hay que tener en cuenta que de estas métricas se excluye la nieve de las montañas. 

Extensión del hielo marino del Ártico

Lo que vamos a hacer ahora es detectar la cantidad de hielo marino que tenemos actualmente en el Ártico. El hielo marino del Ártico se derrite y expande todos los años según nos movemos entre el verano y el invierno. Lo importante es que durante el invierno, consiga recuperarse lo máximo posible de la fusión estival, y que se mantenga lo mejor posible en los meses cálidos. 

¿Cómo estás de hielo, Ártico?

Las sombras de color gris y la línea central más oscura representan la extensión observada entre el año 1981 y 2010. 

La línea roja discontinua representa el mínimo histórico observado. Puedes ver como este año (línea azul) hemos estado claramente por debajo del año pasado, representado en la línea verde. En estos momentos nos encontramos en niveles ligeramente más bajos que el año pasado, en registros inferiores a los habituales. 

Gráfica de extensión de hielo marino en el Ártico. 30 de noviembre de 2023

De todas formas, en los últimos años hemos visto registros más bajos que el presente. Durante el 2020 (línea marrón) los registros fueron inferiores, tanto en el mínimo como en esta fase de recuperación actual.

Comparativa de extensión de hielo marino del ártico entre el año 2020 y 2023

A estas alturas de la temporada podemos comparar los registros actuales y la progresión de la fase de recuperación de hielo marino del Ártico, con la del año pasado, representada en la línea verde.

Comparativa extensión de hielo marino del ártico entre el año 2022 y 2023

Si tenemos una menor extensión de hielo marino en el ártico, se refleja menor radiación solar, ya que el hielo es un excelente vector de albedo. Refleja la radiación solar, evitando que se caliente más la superficie.

Con ausencia de hielo, la superficie es más oscura, tanto los mares como los continentes, absorbiendo más radiación solar y acumulando más energía/calor. Prueba a ponerte en verano con una camiseta blanca o negra debajo del sol y lo entenderás.

¿Hacia dónde me dirijo con estas explicaciones?

Algunos estudios encontraron que una reducción o anomalía negativa en la extensión del hielo marino a finales del verano, conduce a anomalías de la circulación atmosférica invernal que se asemejan a la fase negativa de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO) y, por tanto, a inviernos fríos en latitudes medias. Sin embargo, existe controversia sobre la magnitud de estos efectos y los mecanismos subyacentes. https://link.springer.com/article/10.1007/s00382-015-2586-1 | Torben Koenigk , Mihaela Caian , Grigori Nikulin, Semjon Schimanke. 

Según este estudio, la habilidad de predicción mejora cuando se utilizan las condiciones del hielo marino de noviembre. Si observamos la evolución de la extensión de hielo marino durante el mes de noviembre este año y la comparamos con el pasado, veremos que es muy similar.

Podríamos pensar entonces que este invierno va a ser igual que el pasado en nuestro país. Siento decirte que tampoco nos sirve esto de forma aislada para hacer un pronóstico estacional, menos aún para una región tan pequeña como nuestro país. Recuerda que los pronósticos estacionales se basan en el análisis de movimientos e interacciones a gran escala.

Una cosa sí parece clara en el funcionamiento de la atmósfera a gran escala. Cuando el Ártico se calienta, se forman bloqueos atmosféricos, también conocidos como burbujas cálidas, que fuerzan el descenso de las masas de aire frío hacia latitudes medias. El nivel de hielo marino, inferior a lo habitual en el Ártico, aumenta las probabilidades de bloqueos en latitudes altas, que fuercen una circulación de borrascas más bajas de latitud. De hecho, es lo que está sucediendo precisamente en este arranque del invierno meteorológico.

Pero Rubén, si en los últimos años la extensión de hielo marino del ártico siempre es inferior a lo habitual, deberíamos ver siempre eventos invernales importantes en nuestras latitudes. Lo que estamos observando en las últimas décadas, es una corriente en chorro mucho más ondulada y bloqueos en latitudes altas más frecuentes. Las consecuencias son un aumento de los extremos atmosféricos que deja olas de calor y de frío más severas, siendo las primeras más frecuentes. En los últimos años hemos visto como Grecia o Italia sufrían verdaderos temporales invernales, mientras nosotros quedábamos una y otra vez bajo la dorsal anticiclónica. Que no estén alcanzando nuestro país, no quiere decir que no se estén produciendo en otros puntos del hemisferio norte.

Cómo será el invierno de 2023/24 en España

El pronóstico estacional para el otoño analizamos como las borrascas atlánticas han tenido una mayor extensión y fuerza de lo habitual, incluso en pleno verano. Esta tendencia la hemos observado durante el otoño, sobre todo a partir de mediados del mes de octubre. Borrascas históricas con un gran radio de acción y valores de presión muy bajos, que han dejado importantes temporales de viento, lluvias y oleaje.

Estamos comenzando el invierno meteorológico con una configuración de lluvias abundantes en la mayor parte del país, que va a tener continuidad en los primeros días de este mes de diciembre, como mínimo. Los índices de AO y NAO se han desplomado a valores muy negativos, coincidiendo con el desarrollo de bloqueos atmosféricos muy importantes en el Ártico.

AO
NOAA

Vamos a ver esos bloqueos en acción para que comprendas lo que está sucediendo y, sobre todo, lo que podría suceder en las próximas semanas.

Mapa de anomalías térmicas en el hemisferio norte

Como te he mencionado anteriormente, si se calienta el Ártico, el aire frío que contiene se expande hacia latitudes medias.

En este mapa podemos detectar en colores cálidos temperaturas muy superiores a lo habitual en latitudes árticas. Sobre la península y buena parte del Atlántico Norte, tenemos masas de aire mucho más frías de lo habitual en colores azul y verde. Lo que está ocurriendo en estos momentos es un claro ejemplo del patrón que he intentado explicarte anteriormente. En esta ocasión, Grecia e Italia se están comiendo las anomalías cálidas, aunque las temperaturas también descenderán mucho próximamente en estos paises.

Mapa de anomalías térmicas
Weathermodels

Si en la “casa del aire frío”, el Ártico, entran o se desarrollan temperaturas más altas de lo habitual, el aire frío “escapa” hacia latitudes más bajas. Se llevan mal.

Anuncios

En cambio, si tenemos temperaturas más frías sobre el Ártico, la estructura del vórtice polar troposférico se compacta, y el aire frío se queda mejor confinado en latitudes altas.

¿Qué va a suceder en las próximas semanas?

Según la media de ensembles del modelo europeo, durante las próximas semanas vamos a continuar con bloqueos y anomalías cálidas en latitudes árticas.

Este es el mapa previsto por la media del ensembles del modelo ECMWF para el 12 de diciembre. Se observa en colores rojos como seguiremos, según sus cálculos, con masas de aire más cálidas y expandidas en latitudes árticas. Sobre el Atlántico Norte se observan anomalías negativas, que delatan la presencia de masas de aire más frías y comprimidas. Esa zona azul es el caldo de cultivo perfecto para borrascas atlánticas muy profundas.

Mapa de anomalías de altitud geopotencial
Weathermodels

Obviamente estos mapas los tenemos que tomar con pinzas, ya que estamos trabajando en plazos con poca fiabilidad. No tiene sentido analizar lo que pasa justo en nuestro país. Nos tenemos que quedar con la probable tendencia a que sigamos viendo bloqueos en latitudes árticas y masas de aire que pueden alimentar borrascas muy cerca de nuestro país.

Ahora sí, después de todo este rollo que te soltado, si has llegado hasta aquí te voy a exponer lo que bajo mi humilde impresión va a suceder este invierno en nuestro país. Me equivoque o acierte en el pronóstico estacional, me gusta argumentar por qué creo que podemos ir en una dirección u otra, más allá de replicar lo que nos dicen los modelos estacionales. 

LLuvias

Creo que la tendencia clara a una circulación de borrascas muy vigorosa sobre el Atlántico Norte se va a mantener durante este invierno. En las últimas semanas hemos visto como la corriente en chorro ha recuperado su circulación de Oestes más recta durante periodos bastante más largos que los observados en los últimos años. Creo que las borrascas atlánticas seguirán siendo protagonistas, con lluvias muy abundantes sobre Europa occidental, en algunos casos con eventos de gran alcance.

En nuestro país las lluvias afectarán principalmente al noroeste y extremo norte de la península, aunque la primera mitad del invierno las lluvias llegarán con más probabilidad a zonas del centro y sur de la península. Los temporales de lluvias en el noroeste y extremo norte, podrán alcanzar gran intensidad.

A pesar de que esta circulación atlántica está dejando de lado al Mediterráneo una y otra vez, espero que según avancemos el invierno, la circulación comience a rolar hacia entradas retrógradas, contraria a los Oestes, comenzando a favorecer las lluvias en zonas mediterráneas.

En Canarias, las precipitaciones podrán llegar sobre todo en la primera mitad del invierno meteorológico. Espero que las precipitaciones estén por encima de la media en el archipiélago, sobre todo en las islas occidentales.

Nevadas

Espero un invierno en el que las nevadas no falten en nuestros sistemas montañosos e incluso en cotas más bajas. Si los bloqueos en latitudes árticas se mantienen durante este mes de diciembre y el vórtice polar troposférico no se fortalece mucho, las probabilidades de ver episodios de nieve importantes en nuestras latitudes serán considerables.

El vórtice polar estratosférico ha mostrando una tendencia a alargarse y deformarse en esta transición al invierno, algo que parece tendrá continuidad en las próximas fechas. 

Vórtice polar estratosférico
Meteociel

La peor noticia para ver nevadas en latitudes medias es que el vórtice polar, tanto en su parte estratosférica como troposferaeica se fortalezcan mucho, y hagan bien su trabajo de confinar el aire frío en latitudes árticas. Si estoy en lo cierto, el vórtice no conseguirá fortalecerse mucho este invierno, lo que nos dará mayores probabilidades de ver eventos invernales importantes, con nevadas destacables. Creo que la clave la veremos durante este mes de diciembre, momento en el que habitualmente el vórtice da un “golpe encima de la mesa” y se fortalece después de las lluvias otoñales.

Vientos

Los vientos creo que van a ser auténticos protagonistas de este invierno en Europa y, por momentos, en nuestro país. Siguiendo la tendencia observada desde el verano, las borrascas atlánticas conseguirán alcanzar una gran extensión, con valores de presión ocasionalmente muy bajos, que provocarán intensos temporales de viento y oleaje sobre el oeste del continente.

Nuestro país verá por momentos la influencia de esta circulación atlántica con borrascas con potencial de provocar intensos temporales. El flujo de vientos desde latitudes árticas será muy marcado en algunas fases del invierno, rolando con frecuencia a una componente continental. Tendremos momentos en los que las altas presiones ganarán mayor protagonismo, con vientos más tranquilos que darán lugar a periodos de heladas y nieblas importantes. 

Temperaturas

En lo referente a las temperaturas, espero un invierno con momentos en los que veremos valores muy inferiores a lo habitual, contrastando con otros en los que los termómetros podrán alcanzar valores por encima de la media. Forma parte de los patrones habituales de la atmósfera en el contexto climático actual, con las fases cálidas predominando sobre las frías, pero siendo estas últimas en algunas fases muy contundentes.

Si se cumple el pronóstico de bloqueos persistentes en latitudes árticas, espero que este invierno esté marcado por fuertes heladas y temperaturas que podrían registrar valores inferiores a la media durante periodos más largos a los observados en los últimos años. Si el vórtice polar consigue fortalecerse, las probabilidades de ver este patrón serán mínimas, con mayor protagonismo de las temperaturas por encima de la media.

En resumen

A pesar de la complejidad de los pronósticos estacionales por el aparente caos reinante en el sistema atmosférico/oceánico, lo cierto es que hay algo bastante sencillo que nos ayuda a saber cómo puede ser el invierno, no solo en nuestro país, sino en todo el hemisferio norte. El pronóstico que has leído está basado en que se cumpla un patrón de un vórtice polar fragmentado y debilitado durante la mayor parte del invierno.

Cuando esto sucede, las masas de aire frío que confina en latitudes altas, se desprenden hacia zonas templadas potenciando eventos invernales importantes. Si el vórtice se muestra fuerte y es capaz de guardar bien el aire frío en latitudes altas, las probabilidades de ver lluvias y eventos invernales importantes en nuestro país son mucho menores.

Nuestro trabajo en las próximas semanas y meses será vigilar el comportamiento del vórtice polar, tanto su parte troposférica como estratosférica, posibles calentamiento súbitos estratosféricos que lo debiliten, así como el comportamiento de la corriente en chorro o Jet Stream, que decidirá dónde se van a ir situando las borrascas y los anticiclones.

Si sigues nuestro trabajo desde hace años, recordarás las ondulaciones del Jet Stream al oeste de la península, que suelen ser las encargadas de dejarnos sin lluvias. Por supuesto que también vigilaremos este posible patrón, que espero no sea dominante este invierno.

Si estoy en lo cierto, creo que este invierno no defraudará a los que esperan las lluvias y la nieve. La última palabra, ya lo sabes, la tendrá como siempre desde que estamos aquí, la Madre Naturaleza.

Pase lo que pase, nosotros seguiremos trabajando con la pasión e ilusión de siempre.

Un fuerte abrazo. 

Martes 19 de dociembre de 2023

Llevamos 19 días de invierno meteorológico y podemos decir que no vamos bien encaminados para que se cumpla el pronóstico estacional. Es cierto que hablamos de heladas y nieblas importantes en periodos anticiclónicos con vientos en calma, pero es una configuración bastante esperable de nuestro invierno, por lo que de momento no lo vamos a tomar como un acierto salvo que se vuelva más recurrente. En lo que no vamos para nada bien encaminados es en las precipitaciones, con unos primeros 19 días sin rastro de lluvias repartidas. Os voy a dejar con un vídeo donde analizamos algunos aspectos a tener en cuenta de la evolución en próximas semanas y meses.

Abrazos. 

AvisoActualización

Martes 9 de enero de 2024

Hoy es 9 de enero del año 2024 y podemos decir que se han producido cambios importantes desde el último seguimiento. El vórtice polar estratosférico se ha debilitado finalmente, con un calentamiento súbito estratosférico que se ha desarrollado en los primeros días de este 2024.

En los últimos días hemos estado siguiendo dibujos de los modelos que apuntaban a un temporal de nieve muy importante que finalmente se ha ido diluyendo. Tenemos temperaturas muy bajas con heladas importantes en zonas de montaña y en amplias regiones del interior, así con un aumento considerable de las precipitaciones que afectan también a zonas del sur de la península.

Hemos comenzado a seguir también una configuración que podría traernos borrascas atlánticas más profundas a medio plazo.

Te lo explico en un vídeo análisis


 ¿Quieres aprender a hacer análisis como este?

Si deseas aprender más sobre meteorología, puedes hacerlo en nuestros cursos amenos y didácticos de Iberomet.

✅​ Sí, quiero aprender más sobre meteorología



Si te gusta Meteovigo valora nuestro trabajo dejando una reseña en Google: ->> Valorar Meteovigo

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez divulgador y predictor meteorológico apasionado y autodidacta para aprender cosas nuevas todos los días, como programación para crear mapas de modelos meteorológicos. Docente del Curso de Meteorología y Modelos Numéricos donde ha formado a más de 200 personas. Una vida entera dedicada con pasión a la meteorología desde niño, cuando con tan solo 4 años el ciclón Hortensia destrozó la vivienda familiar. Fundador de Meteovigo en 2009 y cofundador de iberomet.com, consultoría meteorológica. "Sé mucho de pocas cosas y nada de muchas". Más información sobre el autor: Rubén Vázquez

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba