Imprimir esta página
Viernes, 22 Mayo 2020 12:36

Un estudio publicado en la NASA en 1985, ya proponía utilizar la radiación cósmica para predecir Pandemias

Escrito por
(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

El estudio fue publicado en 1985 desde Wuhan, China, y muestra la relación entre la actividad solar y la radiación cósmica con las epidemias de gripe, incluso asegura haber pronosticado con éxito la ocurrida en 1984. 

"Se establece una correlación entre la incidencia de pandemias de gripe y el aumento de la actividad de los rayos cósmicos. También se establece una correlación entre la aparición de estas pandemias y la aparición de novas brillantes, por ejemplo, Nova Eta Car. Se proponen cuatro índices basados ​​en el aumento de la actividad de los rayos cósmicos y las novas para predecir futuras pandemias de gripe y cambios antigénicos virales."

Publicación: En la NASA. Goddard Space Flight Center 19th Intern. Cosmic Ray Conf., Vol. 5 p 525-528 (SEE N85-34991 23-93) por yu Zhen-dong, desde el Instituto de protección ambiental en Hubei, Wuhan, China. 

Los que me conocéis desde hace años, sabéis que una de las líneas más importantes de mi trabajo es el estudio de los Cambios Climáticos Abruptos del pasado para comprender mejor el presente y sobre todo futuro. 

Llevo años estudiando lo que para mí es un Cambio Climático Abrupto (CCA) a la altura de los que ya pusieron en serios aprietos a otras civilizaciones. Civilizaciones como los Romanos, que al igual que nosotros, se pensaban que eran superiores a todo lo conocido. 

Pero la historia demuestra que la madre naturaleza pone en su sitio al ser humano una y otra vez, además lo hace con una tremenda facilidad. Pensábamos que nuestro desarrollo nos había creado una burbuja que nos protegía de cualquier mal. Pero un "bichito diminuto" nos ha tumbado, dejando claro que nuestro progreso, por muy superior que parezca respecto al de los Romanos o Medievales, no nos protege de los ciclos naturales que cada X tiempo son capaces de diezmar la población mundial, o incluso podría extinguirnos. 

Los ciclos que se repiten

La tierra ha pasado por peores Pandemias que la actual, ha pasado por cambios climáticos abruptos, que provocaron hambrunas ante la falla de cosechas. Estos periodos coinciden en gran medida con periodos en los que el sol entra en un largo periodo de baja actividad, en el que su campo magnético se debilita, y provoca cambios muy profundos en la tierra, entre los que están el aumento de la radicación cósmica, ya que el sol nos protege de la misma. La radiación cósmica afecta a la salud humana, poniendo en riesgo a los astronautas, ya que tiene la capacidad de provocar mutaciones en el ADN. 

En periodos de baja actividad solar como en el mínimo solar de 2009 y el actual, la radicación cósmica se dispara sobre la tierra. En el año 2009 surgió la mutación de un virus de la gripe, llamada inicialmente porcina, que saltó al hombre por una recombinación del virus H1N1. En el año 2019, en medio de otro mínimo solar igualmente muy profundo, vuelve a saltar un vírus del animal al hombre, en este caso el SARS-COV-2 del que aún se estudia su zoonosis (salto del virus del animal al hombre). En la Pandemia de la mal llamada gripe Española de 1918, observamos que surge después de otro periodo de actividad solar muy baja. 

En esta gráfica os enseño el aumento de la radiación cósmica en los mínimos solares recientes:

Podemos apreciar como los máximos de partículas que nos llegan desde el año 1965, alcanzan unos valores similares. En las zonas donde la radiación decrece, se están produciendo periodos de máxima actividad solar y en los que crece, de mínima actividad, que nos deja desprotegidos de la radiación cósmica que llega desde fuera del sistema solar. Pero en los dos últimos mínimos solares 2009-2019, e incluso en el máximo intermedio, la radiación cósmica ha aumentado sobre nosotros de forma muy notable.

Puedes ver como en medio de los dos mínimos, la radiación no ha bajado como en décadas pasadas, lo cual se explica con el máximo solar asombrosamente débil, que no nos protegió de la radiación como los anteriores. Desde el 2009 la carga de radiación cósmica sobre la tierra ha sido significativamente más elevada, tanto en el máximo solar, como en el mínimo, y seguimos bajo sus efectos. 

Muchas personas pensarán que estas partículas son insignificantes, pero para tu información, en estos momentos están atravesando tu cuerpo, e incluso penetrando por debajo de la superficie terrestre. Lo hacen desde que existimos como especie. Creo que los tiempos de obviar lo que nos llega desde el espacio exterior y el clima espacial se van a terminar muy pronto, pues esto que os estoy comentando, bajo mi punto de vista, está detrás de cambios muy profundos a distintos niveles.

Podría extenderme más en la posible influencia de otros eventos que aparecen en mínimos solares profundos y la mayor radiación, como las erupciones volcánicas explosivas que alcanzan la estratosfera. No me tengo que ir a la historia pasada, pues en la actualidad, en el claro contexto de alta radiación cósmica, están aumentando las erupciones capaces de alcanzar la estratosfera. Ojo, no confundir con el número de erupciones volcánicas anuales. La explicación estaría en la interacción de la radiación cósmica mayor, con el magma de los volcanes ricos en silice. 


En diferentes artículos ya hemos comentado la importancia que tiene el sol bajo nuestro punto de vista en los ciclos climáticos. 


Buscando información sobre la posible relación de la radiación cósmica y las Pandemias, me he encontrado un documento muy interesante. Un Paper publicado en el año 1985 en la NASA. En el mismo se expone la relación directa del clima espacial y las epidemias, incluso se afirma haber conseguido pronosticar con éxito un brote en el año 1984. El Paper no tiene desperdicio, se podrá estar más o menos de acuerdo con el mismo. Pero demuestra que hace mucho tiempo que ya se estudiaba la incidencia del clima espacial en nuestras vidas y en concreto, en la mutación de los agentes víricos, que cada cierto tiempo nos demuestran lo frágiles que somos ante la madre naturaleza y sus cambios. 

En el documento se habla de una de las tesis que hemos comentado en Meteovigo. Sobre la posibilidad de que el aumento de la radiación cósmicapodrían favorecer la recombinación genética, y por lo tanto, provocar un cambio antigénico viral para formar nuevos subtipos de virus, que al ser nuevos para la humanidad y no estar inmunizados, se pueden convertir en Pandemias. Este estudio habla del virus de la gripe, pero es extrapolable a otros como el Coronavirus. En el Paper se muestra una elevada correlación entre el aumento de la radiación cósmica, los mínimos solares, y la aparición aproximadamente un año después de un nuevo virus que provoca epidemias.

¿Virus natural, o recombinación en laboratorio?

Para los que piensan que este virus está creado en un laboratorio, decirles que aunque no descarto nada, el simple hecho de que las Pandemias se han producido desde el inicio de nuestra historia, la posibilidad de que este virus sea de origen natural, al igual que el resto, son mucho mayores. Ya lo ha explicado uno de los mayores virólogos del mundo, que además es Español, Adolfo García-Sastre. Los virus están en la naturaleza buscando constantemente la forma de infectar nuevos huéspedes, entre los que nos encontramos nosotros, si lo comparamos con los laboratorios preparados para trabajar con virus peligrosos, las probabilidades de que la naturaleza consiga crear el SARS-COV-2 son muy superiores a que lo haga el hombre. Aparte de esto, la ciencia hasta el momento de escribir este artículo, tiene más pruebas y datos empíricos de que el virus es de origen natural, que artificial. 

En ciencia nunca se puede ser rígido y ni mucho menos cerrar los ojos y obviar fuertes correlaciones. Los datos empíricos se encargan de ir aproximando las tesis o teorías a la verdad, pero nunca debemos olvidar que la verdad que hoy creemos, mañana puede ser otra muy distinta, sobre todo cuando hablamos de un terreno tan complejo e inexplorado. Tenemos mucho que aprender sobre la influencia de la radiación cósmica en nuestra salud y en el clima. Estamos dando pasos cada vez más próximos a comprender que el clima espacial, ejerce una influencia sobre la naturaleza en la que nos incluimos, mucho mayor a la que se pensaba. No tengo la menor duda de esto último.

Si estoy en lo cierto, en los próximos meses y años, veremos eventos asociados al Cambio Climático Abrupto más evidentes, a nivel atmosférico y otras respuestas de la madre naturaleza.

Estos estudios serán descartados por unos, atacados por otros y aprovechados para avanzar en mi caso, incluso aunque puedan no estar en lo cierto, en ocasiones se abren pequeñas puertas que nos ofrecen caminos a nuevos descubrimientos, o como decía Steve Jobs, la unión de puntos con el pasado. 

El estudio está publicado por un científico desde Wuhan, China

En 1985 desde Wuhan, China, se exponía una forma de adelantarnos y prepararnos ante una inminente Pandemia. Estamos hablando de la aportación de unos científicos, no mezclemos con gestiones políticas. La ciencia aunque puede y debe estar al servicio del pueblo y la política, siempre debe separarse y tratarse de forma libre e independiente. Para mí, este artículo habla de ciencia y aporta información muy valiosa, aunque esté publicada hace casi 40 años. . 

Este paper fue publicado en la XIX Conferencia Internacional de Rayos Cósmicos, Volumen 5 p.525 en 1985 por yu Zhen-dong, desde el Instituto de protección ambiental en Hubei, Wuhan, China. 

Sin más os dejo el Paper, os dejo también el enlace a la página del Sistema de Datos de Astrofísica (ADS) SAO / NASA, donde está publicado

Esta investigación ha utilizado el Sistema de Datos de Astrofísica de la NASA

 

 

¿Cuál es tu valoración?
(21 votos)
Visto 5369 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Mayo 2020 14:28
Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez nacido en Vigo el 4 de febrero de 1980. Predictor Meteorológico autodidacta licenciado por la Universidad de La Vida. Creador de Meteovigo en 2009 y amante de la naturaleza y en especial los fenómenos atmosféricos desde los 4 años, después de vivir el ciclón Hortensia. Cofundador de iberomet.com, consultora y productora meteorológica y docente del Curso de Meteorología e interpretación de Modelos Numéricos en iberomet.es

logo de meteovigoLogo Iberomet