Matricularse en el curso

Miércoles, 04 Marzo 2020 12:08

Análisis de la evolución atmosférica, miércoles 4 de marzo de 2020

Escrito por
(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

El mes de marzo seguirá mostrando tintes invernales, sobre todo en el Norte, con algunos paréntesis anticiclónicos.

Nos encontramos a las puertas de una nueva pulsación de aire frío que dejará un nuevo temporal con precipitaciones en amplias zonas del país, vientos fuertes y nevadas en los sistemas montañosos, no solo del Norte, sino también del centro. 

El mes de marzo quiere mostrar la cara del invierno que no mostró febrero y en unas horas vamos a recibir una pulsación de origen marítimo polar, que nos transportará de la primavera meteorológica en la que ya nos encontramos, al invierno que no hemos tenido. 

En este mapa del modelo GFS, podemos observas el pasillo que se crea entre las bajas presiones y el anticiclón de las Azores. Es precisamente gracias al "malo de las Azores" por lo que se canaliza el "tobogán" desde latitudes más altas, lo que inyectará masas de aire con menor impacto de radiación solar y por ende, más frías. En latitudes altas la radiación solar aún tiene mucho terreno que ganar hasta el solsticio de verano, por lo que en esta época aún podemos ver inyecciones de aire frío importantes. 

En esta secuencia vamos a ver el desplome térmico que vamos a sufrir en los próximos días por la pulsación mencionada:

Pasaremos de temperaturas por encima de los valores medios (colores rojos), a valores muy por debajo de los mismos (colores azules). 

Ahora vamos a ver la posible distribución de los acumulados según la última pasada del modelo GFS:

Al ser una configuración de vientos desde latitudes más altas, las precipitaciones más importantes se van a quedar en la mitad Norte, sobre todo en el Cantábrico y Pirineos. Las precipitaciones pueden ser localmente fuertes e ir acompañadas de fenómenos tormentosos y granizo

Canarias recibirá los restos del frente, que acumularán precipitaciones no muy importantes en la cara Norte de las Islas. 

Cota de nieve

La nieve desaparecida durante el extraño invierno, caerá en los sistemas montañosos del Norte y Centro con cotas que pueden descender en algunos puntos de la mitad Norte hasta los 600-800m, sin descartar desplomes puntuales a cotas inferiores, sobre todo durante los chubascos. 

Vientos

Los vientos soplarán con fuerza en la mayor parte del país. Vamos a ver una animación con la última salida del modelo GFS: 

Una incidencia muy importante en el Norte de la Península y Mediterráneo en la simulación que vemos desde hoy hasta el próximo lunes por la mañana. Mucha precaución por lo tanto con el viento durante los próximos días. 

¿Qué podemos esperar a largo plazo?

Pues siguiendo la línea del pronóstico estacional para la primavera, espero que las pulsaciones de aire frío nos sigan visitando en las próximas semanas. La próxima tendremos un aumento de la influencia anticiclónica sobre nuestro país, pero será una situación transitoria. 

Los índices de AO y NAO muestran una tendencia ascendente pero a finales de la próxima semana deberían comenzar a descender, al tiempo que el vórtice polar troposférico vuelve a mostrar signos de debilitarse y permitir nuevas pulsaciones de aire frío sobre nuestras latitudes.

Las expectativas de lluvias importantes en el Centro y Sur de momento son bajas, a la espera de ver cómo nos afectan los nuevos descensos de masas de aire frío, que espero se produzcan a partir de finales de la próxima semana. Esta no es una ciencia exacta y menos a plazos ta lejanos, pero creo que durante el mes de marzo vamos a ver lluvias en amplias zonas del país, incluidas las mencionadas. 

La última palabra como siempre la tendrá la madre naturaleza. 

 

¿Cuál es tu valoración?
(21 votos)
Visto 6476 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Marzo 2020 13:45
Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez nacido en Vigo el 4 de febrero de 1980. Predictor Meteorológico autodidacta licenciado por la Universidad de La Vida. Creador de Meteovigo en 2009 y amante de la naturaleza y en especial los fenómenos atmosféricos desde los 4 años, después de vivir el ciclón Hortensia. Cofundador de iberomet.com, consultora y productora meteorológica y docente del Curso de Meteorología e interpretación de Modelos Numéricos en iberomet.es

logo de meteovigoLogo Iberomet 

 

Gente en la conversación

    Comentarios (1)

    This comment was minimized by the moderator on the site

    Hola Rubén:
    Esperemos que como apuntas en tu pronóstico estacional podamos ver en las próximas semanas un cambio significativo en el patrón atmosférico. Entramos en la primavera, una estación estadísticamente revuelta en la que caben todos los ingredientes meteorológicos, aunque vistas las anomalías (léase bloqueo anticiclónico persistente) que se han producido en el invierno nunca se sabe. Desde luego, y aunque la estación venidera estuviese por debajo del rango promedio en precipitaciones, es imposible que fuera peor que el pasado invierno, y me explico.
    No es que tú hubieras errado en el pronóstico estacional del invierno o tengas tus dificultades para avanzar cómo será la primavera, es que las propias agencias estatales y toda la parafernalia de modelos existentes parecen que están un poco perdidos en el complejo y endiablado panorama meteorológico a escala global actual. ¿Cambio Climático Abrupto? Puede ser, desde luego pistas hay de ello. Los tres meses del invierno que está a punto de finalizar se han caracterizado por una anomalía térmica positiva, en algunos casos notable, y sobre todo por una alarmante escasez de precipitaciones, exceptuando zonas del Levante por los sucesivos y duros temporales mediterráneos y pequeñas áreas del Norte. El informe que ha publicado recientemente la AEMET sobre el resumen meteorológico de febrero ha sido demoledor. Las temperaturas han estado muy por encima de lo normal de media, pero el dato más llamativo ha sido el de las precipitaciones. En conjunto ha llovido solo un 17% del promedio, y eso gracias a las lluvias del tercio norte, pues en la inmensa mayoría del territorio ha sido un mes excepcional y extraordinariamente seco, tanto es así que desde que existen registros sobre este dato, y son desde el año 1965, no ha habido ningún mes de febrero tan seco. En numerosas áreas no ha habido ni un litro de lluvia por metro cuadrado, como es el caso de donde vivo, en Madrid.
    Predecir cómo será la primavera es misión imposible, y más con el panorama actual. Es la estación en la que los predictores se vuelven locos, pues a tres o cuatro días vista el pronóstico puede dar un vuelco repentino no previsto que rompa dicho pronóstico.
    Confiemos en que la estación haga honor a su tiempo cambiante y revuelto y se comporte como se pueda esperar de ella. Probablemente no compense el preocupante déficit hídrico que existe ya en algunas regiones, pero si está dentro de los rangos promedios al menos la situación no irá a peor. Y como me tengo que mojar (nunca mejor dicho), me arriesgo a afirmar que abril o mayo, o los dos meses, nos puede traer abundante lluvias y chubascos.
    Un saludo.

      Antonio Ríos
    No hay comentarios escritos aquí

    Deja tus comentarios

    1. Publicar comentario como invitado.
    0 Caracteres
    Archivos adjuntos (0 / 3)
    Compartir su ubicación