Matricularse en el curso

Rubén Vázquez

Rubén Vázquez

Escrito por: Rubén Vázquez nacido en Vigo el 4 de febrero de 1980. Predictor Meteorológico autodidacta licenciado por la Universidad de La Vida. Creador de Meteovigo en 2009 y amante de la naturaleza y en especial los fenómenos atmosféricos desde los 4 años, después de vivir el ciclón Hortensia. Cofundador de iberomet.com, consultora y productora meteorológica y docente del Curso de Meteorología e interpretación de Modelos Numéricos en iberomet.es

logo de meteovigoLogo Iberomet 

 

(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

Buenas noticias para el Ártico, la extensión de hielo marino es la más alta de los últimos años, aunque sigue muy por debajo de la media. 

La extensión de hielo marino en el Ártico es en estos momentos del invierno una de las más altas de los últimos 10 años, empatada con el 2013. 

Hay que recordar que al igual que sucede con la extensión de nieve y hielo en otros puntos del Hemisferio Norte como Groenlandia, se derrite y recupera constantemente, dentro y fuera del invierno. Lógicamente se pierde más extensión en verano y se gana en invierno, pero es normal ver cambios durante todo el año en escalas temporales cortas, como vemos en las líneas de colores (más abajo) que representan los años 2014 hasta el 2020. 

Esto quiere decir que dentro del mismo año o al año siguiente, los datos pueden empeorar o mejorar, al igual que el tiempo atmosférico está en constante evolución. Lo cierto es que la media de los últimos años sigue estando muy por debajo de los mejores registros humanos, pero inviernos como este en el que el vórtice polar ha estado muy fuerte y el frío se ha concentrado mucho en el Ártico son para tenerlos en cuenta, aunque esto haya supuesto que el aire frío apenas haya llegado a latitudes medias. 

Extensión hielo marino Ártico

Como vemos la línea azul del 2020, está por encima del resto de años, aunque aún está muy lejos de la media que marcan las líneas grises. 

Desde el año 2009 tan solo el 2013 alcanzaba por estas fechas una extensión similar a la actual, el resto se encontraba por debajo. No es un aumento ni mucho menos impresionante, pero sin duda es una buena noticia que el hielo marino en el Ártico muestre estas señales, aunque como comento su extensión sigue estando muy por debajo de la media. 

Puedes seguir la evolución de la extensión del hielo marino en el siguiente enlace: https://www.iberomet.com/es/extension-hielo-marino-artico

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

La evolución atmosférica no muestra señales compatibles con la llegada de un cambio de patrón, al menos durante la primera semana de febrero. 

Después de varias salidas de los principales modelos mostrando hace unos días el camino que nos podría llevar a una entrada fría contundente, los modelos han dado un giro brusco hacia un patrón radicalmente opuesto. 

Las altas presiones toman posiciones para estabilizar el tiempo en zonas donde en estos momentos llueve y nos inyecta masas de aire más cálidas desde el Sur. 

Si te fijas en las isobaras y recuerdas que los vientos giran en sentido horario en los anticiclones del Hemisferio Norte, entenderás este ascenso anómalo de los termómetros. Las masas de aire nos llegan desde el Norte de África, donde el sol incide con más energía en la superficie, lo que eleva la temperatura del aire que llega hasta nosotros por esta configuración.

En el último artículo comentamos que para que se cumpla el pronóstico es importante que el vórtice polar troposférico se fragmente, algo que nos suele anticipar los índices de AO. 

Lejos de bajar, la AO ha vuelto a dibujar ascensos que nos indican que el vórtice polar troposférico se va a mantener bien organizado, lo que minimiza las probabilidades de que seamos alcanzados por pulsaciones de aire frío importantes al inicio del mes de febrero.

¿Puede cambiar la situación?

Si algo tiene la meteo que me apasiona es que siempre tiene la última palabra. Por más que intentemos controlarla, ella siempre termina por imponer la ley básica de su existencia, que está y siempre estará por encima del hombre. En estos momentos con los modelos en mano, lo que podemos ver para la próxima semana es un claro dominio de las altas presiones con la entrada de algo de inestabilidad por el extremo Norte-Noroeste de la Península, que dejará algunas precipitaciones y descensos térmicos en estas zonas, pero en general los termómetros estarán en valores muy superiores a la media en los próximos días. 

El día 4 llegaría según el GFS el descenso que comentaba, sobre todo al extremo Norte.

Si volvemos a ver el mapa, observamos como el anticiclón en esta ocasión nos canaliza vientos desde latitudes más altas, donde tenemos menor radiación solar y por ende las masas de aire están más frías. 

Los vientos pueden soplar con fuerza en algunas zonas propicias como el valle del Ebro y en el estrecho. Las "pilas hidráulicas" (embalses) están bastante bien debido a las lluvias del otoño e inicio del invierno meteorológico. Con las que han caído en las últimas fechas hemos vuelto a sumar (línea roja). Es cierto que no todos los embalses están bien, de hecho no estamos en niveles medios precisamente por este motivo. 

¿Qué podemos esperar a largo plazo?

A partir de finales de la próxima semana la circulación ciclónica va a comenzar a impactar con fuerza en Europa Occidental, quedando en principio nuestro país al margen de los primeros envites.  

Es una configuración muy al límite con unos índices de AO y NAO que no invitan a pensar en un claro descenso de la circulación más al Sur a medio plazo, quedando nuestro país muy cerca de la contundente circulación zonal que va a provocar poderosos temporales en Europa. 

Nosotros vamos a entrar en febrero con un patrón muy alejado al del pronóstico estacional, aunque la circulación ciclónica muestra claros signos de aumentar su virulencia sobre el Oeste de Europa a partir del fin de semana que viene. 

Si la circulación desciende de latitud, nos "comemos" un tren de borrascas con todas sus consecuencias. 

De momento, los índices de NAO y AO no acompañan para ser optimistas, pero aún hay mucho margen para que la situación cambie. 

Los pronósticos a largo plazo

Cuando haces un pronóstico a largo plazo (semanas o meses vista), siempre tienes que tener claro que la atmósfera puede comportarse de una forma muy distinta a la que esperas, en ocasiones en ciertos momentos de la temporada y en otros durante periodos más largos. Cada vez que esto sucede, es una oportunidad para aprender más y admirar a la madre naturaleza. 

Dicho esto, sigo pensando que este mes de febrero el invierno tiene mucho que decir en nuestro país. Si estoy equivocado y finalmente febrero no muestra el patrón esperado, me quedaré con todo lo aprendido que servirá como base a nuevos pronósticos. 

Nuevos patrones

Esta temporada hay ciertos patrones que parecen decirnos haber llegado para quedarse, como la mayor interacción de las masas tropicales con la circulación general y las recurrentes ondulaciones del Jet Stream al Oeste de la Península, un posible patrón de bloqueo del Jet que ya hemos visto en años anteriores. Un Jet más ondulado favorece la interacción de la masas tropicales y polares, al tiempo que aumenta las anomalías tanto cálidas como frías. 

En zonas como el Oeste de USA, hemos visto en la década pasada largos periodos de bloqueo de los ramales del Jet, cambiando los patrones de zonas como California durante largos periodos. El verano pasado observamos como una parte de la Península no tenía verano (sobre todo Galicia) y otra se asaba, con temperaturas disparadas durante la mayor parte de la estación. En ambos extremos el patrón se mantuvo por el bloqueo de la circulación, cuando lo habitual es que se alternen patrones en periodos tan largos. 

Lo que quiero decir con todo esto, es que los cambios en el comportamiento del Jet Stream están modificando los patrones a los que estábamos acostumbrados. En la naturaleza una de las cosas más importantes es saber adaptarse a los cambios. Nosotros debemos comprender los nuevos patrones para poder anticiparnos mejor a su evolución. En nuestro país debemos esperar extremos de distinta naturaleza. 

Vamos a ver lo que nos tiene guardado febrero, suceda lo que suceda, seguiremos aprendiendo. 

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

Varios de los patrones del pronóstico estacional se están cumpliendo, pero la llegada de las verdaderas pulsaciones de aire frío se han estado resistiendo.

Dependiendo de la zona del país desde donde nos leas seguro que el pronóstico estacional te parecerá más o menos próximo a lo que está sucediendo. Hay personas que me escriben con valoraciones muy distintas y es que además de las percepciones subjetivas, es cierto que algunos patrones del pronóstico no están siendo como esperaba. 

Las bajas del Mediterráneo con los episodios de temporales se han cumplido en buena medida y el Sur de la Península ha visto varios episodios de lluvias importantes, el último lo estamos observando en estos momentos. Hemos batido varios récords de lluvias y otros fenómenos adversos durante estos meses, pero al mismo tiempo otras zonas no han visto la lluvia suficiente o los sistemas montañosos no han recibido las nevadas que espero para este invierno. Podemos decir que está siendo un invierno "raro" en el que hemos visto momentos con nevadas más copiosas en el Mediterráneo que en zonas montañosas del Norte. 

Mayor inestabilidad

Otros años nos pasamos los meses invernales "mendigando" frentes que puedan dejar algunas lluvias, con unas altas presiones que dominan la situación de forma rotunda, no solo en el Sur sino también en el Norte. En los últimos años nos hemos acostumbrado a ver los embalses de Galicia en mínimos, incluso con problemas de abastecimiento. Pero en general este otoño e invierno hemos tenido una elevada pluviosidad en numerosas zonas, a pesar de que la mayoría de pronósticos apuntaban a un otoño seco. 

Los embalses a finales de diciembre (línea negra) estaban muy próximos a la media, aunque en la últimas semanas han comenzado a perder entidad (línea roja). De todas formas estamos por encima de los valores del año pasado y muy por encima de los del 2018 (línea verde). ¿Se puede mejorar? por supuesto que sí. No ha llovido de una forma homogénea y en algunos casos las lluvias han hecho más daño que beneficio, pero en general en esta vida no es fácil encontrar un equilibrio perfecto, por no decir que es imposible, al menos de forma constante. 

Nevadas y frío

La parte que espero que comience a "carburar" en las próximas semanas es la de las entradas de aire frío más contundentes sobre la Península, con nevadas en cotas medias y altas más recurrentes, sin olvidar los episodios de nevadas en cotas bajas. 

Como he comentado en otros artículos, para que aumenten las probabilidades es importante que el vórtice polar troposférico se vuelva a fragmentar, algo que algunos modelos están comenzando a "insinuar" para inicios de febrero. 

Tenemos más arriba el vórtice polar estratosférico con ata probabilidad de sufrir calentamientos súbitos, lo que se conoce como Calentamientos Súbitos Estratosféricos (CSE). Estos eventos se producen por la transferencia de energía desde la troposfera, lo que altera la dinámica del vórtice estratosférico, llegando incluso a modificar de forma brusca su estructura y circulación de vientos, que giran a gran velocidad alrededor del polo. 

Vamos a ver una secuencia para que entiendas de lo que hablo:

Así giran los vientos en estos momentos en la estratosfera, observa cómo van rotando como un gigantesco ciclón. Te puede recordar a la estructura de un huracán. 

En las próximas semanas a la misma altitud se van a producir según el GFS diferentes pulsaciones desde la troposfera. El resultado será un calentamiento súbito con el ascenso térmico que vamos a ver en la siguiente secuencia:

Primeras pulsaciones

Continuación

Según el GFS durante las primeras semanas de febrero se reproducirán nuevas pulsaciones, que seguirán poniendo en aprietos al vórtice polar estratosférico, el cual podría finalmente hacer lo mismo con el troposférico, que ya tiene implicaciones directas sobre la configuración atmosférica que nos afecta.  

¿Qué podemos esperar a largo plazo?

Un CSE no siempre es suficiente para desestabilizar el vórtice polar estratosférico, pero incluso si lo consigue, no siempre tiene consecuencias sobre la Península, aunque las tenga sobre otras zonas del Hemisferio Norte. 

Dicho esto creo que en las próximas semanas tenemos ingredientes para pensar que las piezas pueden comenzar a posicionarse a favor del patrón del pronóstico estacional. Con un vórtice polar troposférico más debilitado que permita que las pulsaciones de aire frío desciendan a latitudes medias y seamos nuevamente el punto diana de algunas.

Si se confirman estos escenarios, en las próximas semanas volveremos a ver la llegada de borrascas a la vertical de la Península, con nuevos temporales de lluvia y por fin nevadas más generalizadas. 

La AO deberá comenzar a mostrar un claro descenso en las próximas fechas y la NAO mantener al menos unos valores neutros, que permitan que aunque las altas presiones estén robustas en Azores, tengamos entradas de masas Atlánticas con Oestes-Noroestes, incluso basculando a Nortes-Norestes que inyecten masas más frías.  

Estaremos muy atentos a lo que suceda.  

(Tiempo estimado: 1 minuto)

Conforme se acerca el evento los avisos de la AEMET se van actualizando al alza. Un claro síntoma de que nos encontramos ante un temporal histórico y muy peligroso

Olas de hasta 8m.

Vientos de más de 130Kmh.

Acumulados de nieve de más de 40cm. 

Muy importante seguir las actualizaciones en la web de la AEMET.

(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

Hay algunas personas que a pesar de dejar claro que el nuevo mapa de cota de nieve está en fase de pruebas y está publicado para ver el grado de fiabilidad, se están tomando al pie de la letra lo que marca. 

Quiero recordar que la cota de nieve es muy complicada de modelizar, por eso siempre es recomendable hacer más caso a los pronósticos que se realizan por escrito, como en los artículos de la web.

El mapa carga datos a partir de la salida del modelo WRF de MeteoGalicia, por lo que está pensado para esta comunidad como es lógico. Aún tengo que ver el grado de fiabilidad para otros puntos de la geografía y si fuese posible, hacer ajustes, aunque no es sencillo ganar fiabilidad homogénea. Las cotas que dibuja el modelo para zonas del Mediterráneo, son más elevadas de lo que finalmente va a suceder. Eso ya se ve claramente. 

La cota de nieve va a estar muy próxima al nivel del mar como hemos indicado en el artículo durante este temporal. Y más que a los mapas, siempre hay que hacer caso a los pronósticos y sobre todo, avisos emitidos por la AEMET. Estamos ante un temporal histórico que obliga a ver mucho más allá de un mapa que está en fase de pruebas. 

Espero que quede claro esto. Dicho lo cual, me será de gran ayuda los comentarios sobre lo que va dibujando el modelo WRF de MeteoGalicia y las cotas que registráis para poder llegar a un producto final lo más fiable posible. 

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

Última hora del temporal - La cota estará muy cerca de la costa tanto en el Mediterráneo como en el Cantábrico y los acumulados serán muy importantes en cotas medias. 

Estamos a pocas horas de la llegada del temporal y en estos momentos muchas personas se preguntan si nevará en su zona. Como seguramente muchas personas saben, la cota de nieve es uno de los pronósticos más complicados de realizar, ya que los modelos muchas veces se quedan cortos o se pasan en el cálculo y por ende, nos llevamos sorpresas o decepciones en el caso de los amantes de frío y la nieve. 

Pero en esta ocasión lo más importante no es si nevará o no en tu jardín. Estamos ante un temporal de gran alcance que posiblemente termine siendo histórico, con capacidad de provocar serios problemas en la carreteras. 

Como comentamos ayer, es obligado atender a los avisos emitidos por la AEMET y tomar las medidas pertinentes.

El temporal tendrá diferentes elementos que pondrán en alto riesgo a la población:

  • Intensos vientos.
  • Nevadas copiosas en cotas medias o bajas.
  • Intenso oleaje.
  • Lluvias torrenciales.

El temporal en el Mediterráneo tiene tintes históricos por registrar copiosas nevadas en cotas medias-bajas, vientos huracanados, lluvias torrenciales y olas de más de 7 metros. 

Es muy importante tomarse en serio las advertencias de los organismos competentes ya que estamos ante un evento que no vemos todos los inviernos. 

Cotas de nieve

Esta es la parte que muchas personas llevan mucho tiempo esperando. Es posible que además de este artículo hayas entrado en varias páginas, foros, grupos de Facebook en busca de la respuesta de si verás tu calle nevada

La respuesta en muchos casos solo la tiene la madre naturaleza ya que si sigues el tiempo de cerca, sabes de sobra que en muchas ocasiones con cotas de varios cientos de metros por encima, te has llevado una blanca sorpresa y en otras, con avisos por nieve activados, te has llevado un "chasco". 

Durante este temporal las cotas estarán sobre los 300-400m en puntos del Mediterráneo y Cantábrico. En el mapa que antes he publicado verás cotas más elevadas frente a las costas, sobre las aguas del Mediterráneo, pero más al interior están los valores mencionados. Como los modelos no son capaces de simular con precisión toda la evolución de la atmósfera en sus capas, con la humedad y otros factores que hacen que se produzcan desplomes locales y puntuales, es posible que nos llevemos más de una sorpresa, o no. 

Podemos ponernos ahora a analizar los distintos mapas de frío en altura, precipitaciones, humedad etc, pero aún así no podremos decir de forma exacta ni categórica que va a nevar o no en determinadas zonas. Esto es lo bonito de la meteo, que esa ilusión la mantendrás hasta el final. 

Lo que tenemos que hacer es atender a los umbrales que los modelos nos permiten marcar con alta probabilidad las zonas donde va a nevar seguro. Sobre todo en las zonas por encima de los umbrales marcados por la AEMET, es obligado tener cadenas, combustible lleno del vehículo, botellas de agua, móvil cargado y demás recomendaciones. Si atendemos a estas recomendaciones, es menos probable vernos en medio de situaciones complicadas. 

Mucho ojo también a las lluvias torrenciales y al intenso oleaje. Respecto a las lluvias, este es el último mapa de acumulados que nos dibuja el modelo GFS. Desde hoy hasta el Jueves:

Mucho respeto al mar

El oleaje en las costas Mediterráneas pondrán en serios apuros los paseos marítimos, por lo que en las zonas con avisos activados se deben mantener las distancias. El mar tiene gran capacidad para sorprender, ya que no hay dos olas iguales. Puedes creer estar a salvo en una zona y ser arrastrado por una única ola muy superior a las demás. Si vas a observar el oleaje, respeta siempre las zonas cerradas por seguridad y sitúate en zonas donde sea imposible que una ola te arrastre al mar. 

Amantes del tiempo adverso, nieve y personas que no les queda más remedio que enfrentarse al temporal, deben mantener los ojos bien abiertos y tomarse muy en serio las advertencias y avisos. 

Avisos de la AEMET actualizados

Si vas a viajar puedes utilizar el servicio de MeteoRuta de la AEMET para ver el estado de las carreteras

La madre naturaleza tendrá la última palabra sobre lo que va a suceder. Cuantas más precauciones tomes, menor riesgo correrás. 

Sábado, 18 Enero 2020 11:20

Cota de nieve & Precipitación Península

(Tiempo estimado: 1 minuto)

 Geop.&Pres. | Viento | Rachas Temp.850 | Temp.500 | 

Los mapas se comienzan a actualizar a las 07:30h y 19:30h. Las pasadas del WRF (12km) son a las 00h y 12hSi no ves todos los mapas actualizados, puede ser la caché de tu navegador. Bórrala.

06h

wrf


07h

wrf


08h

wrf


09h

wrf


10h

wrf


11h

wrf


12h

wrf


13h

wrf


14h

wrf


15h

wrf


16h

wrf


17h

wrf


18h

wrf


19h

wrf


20h

wrf


21h

wrf


22h

wrf


23h

wrf


24h

wrf


25h

wrf


26h

wrf


27h

wrf


28h

wrf


29h

wrf


30h

wrf


31h

wrf


32h

wrf


33h

wrf


34h

wrf


35h

wrf


36h

wrf


37h

wrf


38h

wrf


39h

wrf


40h

wrf


41h

wrf


42h

wrf


43h

wrf


44h

wrf


45h

wrf


46h

wrf


47h

wrf


48h

wrf


49h

wrf


50h

wrf


51h

wrf


52h

wrf


53h

wrf


54h

wrf


55h

wrf


56h

wrf


57h

wrf


58h

wrf


59h

wrf


60h

wrf


61h

wrf


62h

wrf


63h

wrf


64h

wrf


65h

wrf


66h

wrf


67h

wrf


68h

wrf


69h

wrf


70h

wrf


71h

wrf


72h

wrf


73h

wrf


74h

wrf


75h

wrf


76h

wrf


77h

wrf


78h

wrf


79h

wrf


80h

wrf


81h

wrf


82h

wrf

(Tiempo estimado: 1 minuto)

Los índices de NAO y AO poco a poco van apuntando a valores negativos. Aunque es muy pronto para confirmar nada, la última actualización pone por primera vez después de mucho tiempo, las líneas de ensembles apuntando de una forma más marcada hacia valores negativos. 

Veremos mañana si se confirma esta tendencia que favorece la llegada de nuevas pulsaciones de inestabilidad.  

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

Tal y como apuntamos en el último artículo, el Cantábrico y Mediterráneo están en el punto de mira de nevadas en cotas bajas.

Uno de los patrones que esperaba para este invierno en el pronóstico estacional, además de los temporales de lluvia y viento, es el de temporales de nieve y nevadas en cotas bajas.  

Después de un inicio de invierno meteorológico (diciembre) muy lluvioso en varias regiones, con desbordamientos de ríos e inundaciones en diversos puntos del país, lo cierto es que las altas presiones y las nieblas con heladas y cencelladas se han apoderado de la situación en muchas regiones. Los temporales de nieve no han hecho acto de presencia de momento, pero sigo pensando que este será un invierno muy nivoso. En Galicia hemos tenido un largo respiro de temporales, aunque ya estamos nuevamente en estos momentos bajo los efectos de nuevas pulsaciones que dejan vientos y lluvias muy fuertes. 

Temporal de lluvia, viento y nieve a la vista con bajas temperaturas

Creo que no es casualidad el patrón que venimos observando desde hace meses en el Mediterráneo, con pulsaciones de aire frío en forma de vaguadas que terminan en DANAS o bajas presiones en circulación retrógrada. Lo hemos visto a finales del verano y otoño en varias ocasiones, incluso ya con el invierno meteorológico encima. 

En el pronóstico estacional comento que una de las diferencias de este año con respecto al pasado, podría ser que la Península sea el punto diana de las pulsaciones, en lugar del "templo del anticiclón"

Esto nos ha dejado varios episodios de inestabilidad, en momentos en los que otros puntos de Europa estaban dominados por las altas presiones. 

A pesar de que el vórtice polar no termina de fragmentarse y el ascenso imponente de las altas presiones por el Atlántico, nosotros quedaremos bajo los efectos de una extensa pulsación de aire frío que como vemos en el mapa, coincide justo con nuestra posición. La mayor parte de Europa quedará bajo los efectos de las altas presiones. 

Fases de evolución previstas del temporal

En estos momentos un frente muy activo entra por el Noroeste de la Península. 

Meteosat

Un nuevo temporal para Galicia que nos recuerda que estamos en pleno invierno meteorológico. El mapa que muestro a continuación es de la reciente salida del modelo GFS. Nos dibuja los litros por metro cuadrado que caerán desde hoy hasta mañana a las 13h en Península, Ceuta, Melilla y Baleares. 

Acumulados 1

Este primer frente será muy activo en las provincias Atlánticas de Galicia. En el resto del Oeste-Noroeste y Cantábrico será más moderado. La buena noticia es que la "baja fantasma" de la que hablamos en último artículo finalmente llegará a la Península, arrastrando masas cálidas y húmedas desde el Atlántico. Una onda que dejará nuevas precipitaciones el fin de semana, no solo en Galicia, sino también en puntos del Sur. 

Esta es la animación de la última salida del modelo GFS. Puedes ver como entra a partir de mañana por la noche por el Oeste de la península y barre la misma en dirección Sureste. Las rallitas blancas indican posibilidad de que las precipitaciones sean en forma de nieve. Esta pulsación no viene acompañada de aire muy frío en altura de momento, pero enseguida entrarán a continuación masas que serán responsables de un señor temporal invernal que será noticia en los medios sin duda. 

Comienzo del temporal invernal ¿Por qué se produce?

Para entender por qué se produce el temporal tenemos que ver el comportamiento del Jet Stream. Va a curvarse en una ondulación de libro sobre le Península a partir del fin de semana, lo que nos inyectará masas desde latitudes altas, al tiempo que gira la circulación de forma retrógrada, es decir, pasamos de recibir masas desde el Oeste como suele ser habitual, a recibir un flujo desde el Noreste-Este. 

Vamos a ver a nivel de presión y geopotenciales lo que puede suceder con esta ondulación. Justo la zona que queda dentro de la ondulación es la que tiene la masa fría. Recordemos que el Jet es la barrera natural que guarda las masas frías polares y las separa de las masas más cálidas de latitudes medias. 

Quiero que lo veas en el siguiente mapa: 

 

Fíjate cómo justo dentro de la ondulación tenemos la pulsación de aire frío, que a su vez da lugar a la inestabilidad, por contraste con las masas más cálidas que encuentra en su descenso al Mediterráneo. No tiene desperdicio el mapa de temperaturas a 850hPa (1500m), en el que vemos la iso -8 tocando el Noreste de la Península. A mayor altitud el frío es mucho mayor, al alejarnos del calor de la superficie. 

Tenemos los ingredientes para la gestación de un temporal de viento, lluvia, oleaje y nieve sobre todo en el Este de la Península.

El próximo lunes vamos a tener temperaturas muy inferiores a la media en la mayor parte del país. No olvidemos que la media es de un mes de Enero en pleno invierno meteorológico, por lo que vamos a tener mucho frío. 

Lluvias

Lluvias acumuladas GFS

Este mapa de acumulados en el Mediterráneo seguro que te es familiar de los últimos meses. Pero no es un remember, es lo que el modelo GFS nos dibuja para los próximos días. Un nuevo episodio de lluvias torrenciales para el Mediterráneo que a diferencia de los otoñales, vendrá acompañado de nieve en cotas muy bajas. 

Canarias sigue en el punto de mira a largo plazo de posibles precipitaciones más importantes, pero de momento se mantiene al margen:

Lluvias en Canarias

Es pronto para saber el alcance y zonas afectadas, ya que pequeños movimientos de la baja que se va a formar en el Mediterráneo, tendrá grandes consecuencias sobre nuestra orografía y la canalización y recorrido de los vientos. Las montañas exprimen las bandas nubosas con sus precipitaciones y hasta unas horas antes del evento, tendremos cambios en los acumulados, incluso con sorpresas muy posiblemente. Pueden ser positivas o negativas. Sobre todo para los que esperan ver la nieve en zonas poco habituales. 

Pero lo más importante aquí es la integridad de las personas y animales, que si se cumplen los escenarios que ahora muestran modelos como el GFS, estamos ante una situación potencialmente peligrosa. 

Recomiendo estar atentos a los posibles avisos e informes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para seguir la evolución.

Vientos

Vientos en el temporal

Conforme la masa de aire frío entre en contacto con el Mediterráneo, la inestabilidad irá aumentando, y con ella el gradiente que provocará un aumento de la velocidad de los vientos. El contraste entre la masa fría y las masas más cálidas y húmedas del Mediterráneo, serán compensadas por la madre naturaleza con un despliegue de energía en busca del equilibrio

Uno de los actores serán los vientos, que como vemos en la animación superior, alcanzarán velocidades superiores a los 100kmh. Estos vientos tendrán la capacidad de entrar al interior de la Península, donde se dejarán notar buena parte de la próxima semana. Buenas noticias para la generación de energía eólica. 

Nevadas

Esta es la parte que muchas personas llevan tiempo esperando. La pulsación de aire frío coincide con la gestación de esta borrasca en el Mediterráneo. Las masas de origen continental llegan muy secas a la Península, ya que no extraen la humedad de la superficie marítima. 

Pero en este evento vamos a tener uno de los motores más eficientes de la naturaleza para extraer y bombear humedad sobre la Península. La depresión será la encargada de bombear bandas nubosas y precipitaciones, que al unirse a la masa de aire frío, provocará nevadas en cotas muy bajas del Mediterráneo. En estos momentos el modelo GFS trabaja con cotas muy próximas al nivel del mar (200m) en estas zonas, al igual que en el Cantábrico, donde el flujo marítimo también hará su trabajo para dejar precipitaciones. No olvides lo complejo que es saber la cota de nieve, incluso horas antes del evento. 

Es muy pronto para saber hasta dónde puede llegar el elemento blanco, pero estamos sin duda ante una oportunidad que no se da todos los inviernos para ver la nieve en zonas muy poco acostumbradas. 

Oleaje

Los mismos vientos que hemos mencionado antes, serán responsables de ir presionando la superficie del Mediterráneo, provocando olas que pueden alcanzar una altura muy considerable para la zona. En estos momentos más de 7m. 

Estamos ante una situación muy complicada de modelizar, en la que los diferentes modelos tienen mucho que decir en las próximas pasadas. 

Un temporal que en estos momentos pone a prueba nuestra capacidad de anticipación y respuesta. No es sencillo activar avisos ante una situación tan compleja, en la que entran en juego muchos factores con alto grado de incertidumbre. 

La naturaleza tendrá la última palabra, pero es muy importante tomarse muy en serio los avisos que pueda ir emitiendo la AEMET en los próximos días. 

Si finalmente no es para tanto, merecerá la pena toda atención y precaución. La historia nos demuestra la capacidad de estos eventos. 

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

Nos encontramos en un momento de alta incertidumbre con una pulsación de aire frío continental en el horizonte y nevadas en cotas bajas.

La atmósfera se está comportando de una forma muy próxima a lo esperado, pero con una alta incertidumbre. Los índices de NAO y AO caen a valores muy próximos a neutro, tal y como apuntamos en la última actualización del pronóstico estacional, al tiempo que el vórtice polar troposférico se deforma y pierde organización. 

Índice de AO

 Índice de NAO

Estos índices nos sirven para conocer la composición de las masas de aire a largo plazo en el Hemisferio Norte. Gracias a la AO podemos saber que las masas de aire frío van a descender a latitudes medias con más facilidad al caer claramente. Por otro lado la NAO también cae, lo que nos indica que también aumentan las probabilidades de que las bajas presiones circulen por latitudes más bajas. 

Esto es la teoría, pero en meteorología no es todo tan simple, ya que tenemos otras variables que entran en juego en la evolución, algunas incluso que a día de hoy se escapan a la capacidad de simulación de nuestros ordenadores, sobre todo en plazos tan largos. 

Pero cuando haces un pronóstico a largo plazo, tienes que tener toda la información posible, para componer el gran puzzle y tener el mayor número de piezas para aproximarte lo máximo posible al dibujo de la evolución atmosférica real. 

Una evolución muy compleja y llamativa

Lo que los modelos tratan de simular en estos momentos, es una composición  que no se ve todos los inviernos. Tenemos por un lado el ascenso de un potente anticiclón al Oeste de la Península, que va a generar un bloqueo al Oeste de Europa. 

Este ascenso se va a engranar con una extensa pulsación de aire frío que pasará por encima de la Península, al tiempo que comienza a girar hacia una circulación retrógrada. Es decir, contraria a la circulación general de Oestes. 

Vamos a verlo en una animación: 

Esta semana tendremos varios frentes con lluvias y vientos alcanzando la Península, sobre todo el Noroeste. El fin de semana se produce un movimiento clave en la evolución posterior, con el cambio de vientos de Oestes a Este sobre la Península. En esta transición van a entrar masas desde latitudes más altas, con un acusado descenso térmico que dejará un ambiente invernal y nevadas en cotas bajas.

Borrasca fantasma

Esa borrasca que vemos llegar el sábado al Noroeste de la Península no la ven todos los modelos. Incluso algunos como el Europeo la dibujan y la borran en cada salida. En algunas salidas como la del canadiense de ayer por la tarde, la baja se llegaba a profundizar más justo al llegar a la Península. En estos momentos hay mucha incertidumbre sobre esta posible depresión, pero la hay más en lo que va a ocurrir después. 

Lo que es seguro es que el ascenso del Anticiclón que tanto se suele demonizar, será el responsable de la entrada de masas de aire frío que ponen en el punto de mira de las nevadas en cotas bajas al Cantábrico y el Mediterráneo. Sí, ese anticiclón tan "malo" y "pesado", es uno de los principales responsables de que en estos momentos los amantes del invierno tengan esperanzas fundamentadas de ver temperaturas muy bajas e incluso nevadas muy cerca de la costa. (Por confirmar).

Es cierto que al entrar aire desde el continente, las masas son más secas y por ende, tienen menos capacidad de precipitar. Pero veremos el juego que da la posible baja que se formará casi seguro en el Mediterráneo.

Todo va a depender de la evolución de la extensa masa de aire frío que a partir del fin de semana, se va a posicionar sobre el Mediterráneo, en forma de Borrasca que muy posiblemente se va a profundizar y a ganar gradiente sobre el Este de la Península. Esto provocaría un temporal de viento y marítimo, además de las mencionadas precipitaciones en forma de nieve en cotas bajas. 

Canarias está en el punto de mira de la circulación una vez que comience a circular de forma retrógrada, por lo que podría llegar hasta el archipiélago e inestabilizar la atmósfera. Aunque es muy pronto para saberlo. 

Borrasca

El anticilón también es responsable de los vientos fuertes, al provocar una diferencia tremenda de presión entre el Noroeste y el Mediterráneo. Estas diferencias provocan que la madre naturaleza envíe masas a toda velocidad para compensarlas y equilibrar, lo que conocemos como vientos. Al ser muy importante la diferencia, se tiene que emplear con más energía, lo que provoca el vendaval. Este es uno de los escenarios posibles que en estos momentos trabaja el GFS. 

Evolución posterior

En artículos pasados comenté que la evolución posterior será la conexión de esta inestabilidad del Mediterráneo con nuevas pulsaciones Atlánticas o continentales, algo que sigue en mi mente, a pesar de que los modelos no lo dibujan en sus salidas. 

La conexión de estas masas daría continuidad a un patrón de inestabilidad más contundente y duradero sobre la Península.

Con los modelos en mano a día de hoy, parece un escenario muy lejano o casi imposible, sobre todo por la fortaleza de las altas presiones, pero sigo pensando que es un escenario posible. Todo dependerá de la evolución del vórtice polar troposférico y si continúa debilitándose o al menos fragmentado, o se vuelve a fortalecer. Para que se encauce el pronóstico estacional, es necesario que se produzca el primer escenario. 

La última palabra la tendrá como siempre la madre naturaleza.

Página 8 de 91